domingo, 31 de enero de 2010


Ex-modelo de Playboy(ahora Cristiana) ayuda a niños en Haití con un Horfanato


Ex-modelo de Playboy está llevando alivio a niños en Haití.

Susan Scott Krabacher, ex-modelo de Playboy, al igual que muchos artistas y figuras reconocidas del deporte y la música, entre otros, está llevando alivio a los niños víctimas del fatal terremoto en Haití.

Sin embargo, la labor de Krabacher no ha surgido a raíz del terremoto de Haití. Después de vivir durante diez años en la mansión Playboy donde llegó a convertirse en súper modelo, en 1995 la famosa ex-modelo, decidió volver a sus raíces religiosas y fundar el orfanato Mercy and Sharing Foundation en Haití. Desde entonces se ha dedicado a cuidar a miles de niños haitianos.

En su primera visita al país en 1994, Krabacher visitó el sombrío Hospital General de Port-au-Prince y se sorprendió al encontrar a decenas de niños no deseados y abandonados sin alimento, en sus cunas, entre ellos uno que había muerto sin que nadie se diera cuenta.

“Había ratas del tamaño de Chihuahuas,” aseguró a Prensa Asociada, “y corría por todo el lugar y mordían a los niños. Fue horrible.”

Finalmente Krabacher persuadió a los funcionarios del hospital para que le permitieran a ella y a su esposo pagar para arreglar la sala, que hoy atiende a unos 20 niños. Sin embargo, su labor no terminó allí. Hoy día Krabacher, que vive en Aspen, visita a Haití varias veces al año para ver cómo están funcionando las tres escuelas, dos orfanatos, un hospital y una casa para niños abandonados que ha establecido en este país tan necesitado.

Krabacher conoce cada pulgada del orfanato y las historias detrás de cada niño. A medida que se mueve a través de las habitaciones de los niños, se toma tiempo para cantar el ABC o charlar con el personal haitiano.

Los niños que comparten una habitación llena de literas de madera, aprovechan cada oportunidad para correr. Los huérfanos, segregados por su condición, están obligados a permanecer en el interior debido a preocupaciones de seguridad. Los niños con problemas mentales y discapacitados, están en un edificio separado de los otros, de acuerdo con la legislación haitiana. Sin embargo, en el patio, todos ellos se entremezclan y juegan juntos, un espectáculo pocas veces visto en las calles de Port-au-Prince.

La ex-modelo siente que está relacionada de alguna manera con la gente de Haití, especialmente los niños ya que tuvo una infancia abusada y se vio obligada a buscar su propio camino en el mundo.

Angels of a Lower Flight: One Woman’s Mission to Save a Country . . . One Child at a Time
confiesa que llegó a perder su fe en Dios, pero su lucha en cómo ayudar a los niños y sus experiencias en Haití, trajeron a Dios de nuevo en su vida.

Las raíces de su dedicación a los niños abandonados de Haití se encuentra en lo que ella describe como su propia dolorosa infancia.
En una entrevista realizada para el Washington Post dijo: “Me sentí en igualdad con los pobres. Yo no estaba educada, ellos no fueron educados. Yo tenía mucho que dar y ellos tambien. Tuve mucho amor y yo quería cambiar las cosas y ellos necesitaban que las cosas cambien. Así que fue una combinación perfecta”

Fuente: cristianos.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bendiciones, Gracias por Participar en esta Noticia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Noticias Cristianas Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template