jueves, 8 de diciembre de 2011


“La isla del Apocalipsis” atraerá a miles de turistas para el 2012




“Una remota isla en el Pacífico, envuelta en brumas, puede contener la clave que dejaron los mayas y que estuvo perdida durante mil años, aunque estuviera oculta a plena vista”, anunció el documental, The History Channel.

Sacudido en el último tiempo por furiosos desastres naturales y por accidentes letales, el archipiélago chileno de Juan Fernández, ubicado en el Pacífico Sur, volvió silenciosamente a ubicarse en el foco del interés mundial.
Esta vez es por motivos “místicos” asociados a inusuales “fenómenos” astronómicos, que incluyen el desplazamiento de Venus, un eclipse solar total y una oscura “profecía” maya que anuncia el “fin de los tiempos” para diciembre del próximo año.

Uno de los escasos puntos conocidos desde el cual este evento supuestamente será visible es precisamente en el archipiélago chileno, directamente desde la isla Robinson Crusoe -la principal de las tres que lo conforman, y la única habitada de forma regular. Las llagas del pasado reciente aún no sanan: el tsunami que barrió con ella tras el sismo de febrero de 2010 y el accidente aéreo de comienzos de septiembre de este año, en el cual perdieron la vida 21 pasajeros, aún están frescos en el imaginario local.

Pero nuevos bríos remecen sus costas y ya se espera la mayor avalancha de turistas de toda su historia para 2012, tras el interés que se desató después de la transmisión de un programa especial de The History Channel sobre la isla, titulado “La isla del Apocalipsis”.

“Una remota isla en el Pacífico, envuelta en brumas, puede contener la clave que dejaron los mayas y que estuvo perdida durante mil años, aunque estuviera oculta a plena vista”, anunció el documental, basado en una investigación de quince años del arqueólogo norteamericano, Jim Turner, que intenta dar con las claves del fin del calendario maya, fijado para el 21 de diciembre de 2012.

“Los mayas no percibían la vida del mismo modo, sino como un ciclo que se repite. Es un círculo: todo tiene un principio y un final. La obsesión maya de medir el tiempo se detuvo en esta fecha. Aún no sabemos por qué”, explica el escritor místico norteamericano Mitch Horowitz.

Las teorías de Turner se basan en el hallazgo fortuito de un monolito maya, de 45 metros de altura, en el sector El Yunque, en Robinson Crusoe, en 1995. El monumento permanece envuelto por nubes y bruma durante la mayor parte del año y es sólo visible en verano.

Tallado en roca volcánica, muestra una especie de serpiente, secundada por un jaguar agachado. Ambos están orientados hacia el horizonte que mostrará el eclipse total y en sus cercanías estaría el llamado Santo Grial de la arqueología moderna, la cripta del rey maya Kam Balam, hijo del Gran Pacal y “reencarnación” de todos los dioses, cuyo paradero ha sido buscado incansablemente durante siglos.
El arqueólogo confirmó su tesis con el códice de Dresde -conservado en la Sächsische Landesbibliothek alemana-, el cual fue incautado por Hernán Cortés a los mayas, y es reconocido hoy como una de las llaves para desentrañar los misterios de la civilización centroamericana.

“Creo que el monumento fue levantado para que los dioses y los reyes pudiesen regresar para presenciar el fin de los tiempos. La tumba de Kam Balam -cuya traducción es serpiente-jaguar, orientado al sol- debería ser descubierta el próximo año para que él sea el principal testigo de la muerte de la era clásica”, sostiene Turner ante incrédulos y escépticos que no acaban por ser convencidos.

De forma solapada, comenzaron entonces a multiplicarse los llamados a la isla para reservar alojamiento para el próximo año y asegurar boletos para el esperado desplazamiento de Venus, que comenzará 40 días antes de la fecha del eclipse, y el preciso momento en que el disco solar sea completamente tapado.

El futuro siempre ha sido un enigma para el hombre y en su búsqueda, plantea diversas teorías, desde las más sofisticadas hasta las mas ridículas e ilógicas. Pero aun así, son muchos los que se atreven a creer en huecas fantasías que generan a sus promotores mucho dinero.

Pero el supuesto monolito que probaría la tesis apocalíptica de Turner, de unos 45 metros de altura, parece más un abrupto peñón que una creación humana.

“Sinceramente, opino que el documental, más que aportar algo beneficioso, se convierte en un pitorreo”, escribe el editor de la página digital Profecías Mayas.

“Lo que realmente muestra el lugar es un par de enormes pedruscos, tallados por el viento y la lluvia de millones de años, que bajo mi punto de vista sólo es una buena pareidolia, es decir, que se asemeja a un rostro de forma casual”, abunda.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Bendiciones, Gracias por Participar en esta Noticia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Noticias Cristianas Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template